práctica

ficciones ficticias (?) en español
by lengua partida
dat://f0048b..df/

insistes con que ya se radicalización, pero a mí no me queda claro, ¿cómo es que se fueron a la raíz?
eso solo sucedería si fueran a... espera, eso pasará, ¿pero cómo? ¿por qué?
la promesa del progreso era irresitible, justo la idea es que más bien estuvieran en... ah, pero no
¿qué dice eso de mí, de nuestro trabajo, de nuestro tiempo?
¿puedo leer en esta situación algo así como mi horóscopo?
así, no tan claro como para que sí me quede o para que me quede lo que quiera que me quede.
¿qué puedo hacer que me quede de esto? no lo puedo entender, los sueños, las metas, desintegrándose...
me pregunto dónde o cómo encontrar orgullo en eso que están haciendo; el llamado a lo simple, al abajo
(a las raíces, radix (o cual sea que sea el plural))
si bien está curioso, interesante, tierno tal vez, no puede ser en serio, ¿o sí? ¿qué clase de juego es este?
¿qué hay acerca de las expectativas que teníamos? ¿del cuento que nos hemos creído (o al menos tragado de mala o buena gana)?
¿qué sucederá después, si las cosas no están claras?
respecto a esto me dijeron que de cualquier manera nada está claro... cambios (sí, también relativos a la raíz) suceden, vienen, acechan...
¿pero por qué no acobijarse en las paredes de acá (relativamente) arriba? mira, miren por favor, cómo desde aquí el mundo se ve feliz,
bien iluminado, estandarizado, sin ambigüedades culturales; somos la misma familia, detrás de los mismos logos y sueños,
detrás de las mismas fotos con los mismos filtros en las mismas plataformas
(ay, me desvié a lo digital, pero me han dicho también que esa no es una dimensión aparte, también es material, entonces está bien, tal vez),
¿qué no ven lo felices que nos vemos? la nueva granja, nos dicen, pero a mí me parece super divertido, e independientemente de eso,
he generado lazos nunca antes vistos...
lazos y uniones entre personas lejanas, más en común en la lejanía (pero arriba de las mismas paredes) que con quien vive al lado...
pero está bien, ¿no? por algo estamos acá, nos lo hemos ganado... y lo van a tirar por la borda, ¿qué es eso de tirarse a la tierra?
el amor es grande, ¿pero puede soportar esto? es casi una traición, una ofensa (la más grande); tal vez es solo confusión, una etapa,
volverán a caer (¿o he de decir subir?), aquí están las cuerdas, las paredes (he visto algunas grietas, pero nada que un poco de tecnología resuelva),
de pronto hay ruido allá afuera, pero estamos bien, en lo cercano, en la inmediatez, en la conexión remota...
repito y repito, pero es que no entiendo, ¿cómo es que salieron de aquí?
nos llevarían a la trascendencia y ahora más bien se dirigen a lo salvaje, el polvo, la vegetación...


caminó por algo parecido a un parque donde además vendían videojuegos.
buena imagen, ¿qué les gustará? corazón lleno de ternura...
no sé en qué momento dejan de suceder las cosas, cuándo se dejan de dar por hecho.
¿cuándo fue la última foto, la última vez que jugamos, que comimos?
no sabríamos (e inevitablemente no sabremos)
no quiero argumentar (no quiero argumentar) que se trata de siempre hacerlo como la última... aunque podría ser, ¿quién sabe? (nadie)
solo es curioso cómo se desliza, se resbala, ¿qué pasa al verse en el microscopio?
¿cuál dirías que es el punto de vista más (en itálicas) adecuado? (en itálicas el "más", tal vez el adecuado...)
si el planeta ruge en vida, se desborda en vida... y ya hubo extinciones masivas
¿por qué no seríamos una más? (puedo entender la respuesta desde el punto de vista religioso... pero si recordamos que también son convenciones desarrolladas culturalmente (¿y naturalmente? parte de la complejidad emergente, de la vida que se sale del contenedor))
y no porque "tengan" que ser. tampoco es como que ya no pasarían, ¿o sí?
(en algún momento el planeta se acabaría, ¿cuántos milenios de historia pensábamos almacenar, estudiar (¿la idea era llegar a un punto estático? (¿y de quién sería esa idea?))?)
si nos pensamos como plaga no deja de ser maravilloso el hecho de auto-percibirse.
o eso dicen estas palabras que fluyen, surgen, rebotan, se transforman entre medios, quién sabe a dónde llegan
(y quién sabe de dónde vienen (¿no hay origen, solo reflejos?))


y mira (ya mira), ¿hasta dónde hemos llegado (soportando este nivel de complejidad)?
es difícil imaginar quién sí se considera capaz de navegarla... supongo que han de venir de escuelas de paga (jaja).
pero entonces me decías que tienes un café, vives en un café, lo posees, ¿o cómo?
me respondes que no, ninguna de las anteriores, pero sí al café. te pregunto de qué me hablas y sales por la "ye":
hablas de cómo te desentendiste, de cómo tratas de disfrutar (o no solo lo tratas, sino lo logras) entendiéndote (o no), asumiéndote como un elemento más.
o todas las vidas son igual de valiosas o no, me dices.
truculenta (suculenta) la tentación que la emergencia de la conciencia, lenguaje, cultura, proveen... ¡separación! exclamaron
y toda la historia se volvió la discusión de cómo hacer el corte, de hacer mal todo lo que se podía hacer mal...
me detienes y me dices que cómo sabemos si es "malo" o no, si al final no hay propósito.
el oleaje va y viene, para nada, por nada, pero no por eso no se puede disfrutar (vaya que lo disfrutas, me dices)
la máquina se despedaza, los puntos sin retorno ya fueron pasados; vemos cómo la ola nos tronará en un terreno no deseado: no queda más que gritar de emoción, observar las burbujas, la turbulencia, los huesos jalados para allá (o para aquí)
y así como uno de esos peces como individuo es insignificante (pero no realmente), así nos pasa y pasará - lástima (o no) que tenemos la capacidad de ver y valorar qué es lo que aparentemente se pierde, en "nuestro" caso ("who is we?", me dices, citando a quién sabe a quién)
la vida seguirá, con todo y que sea un desierto de lo humano (sí, la sensación de vértigo, ¿cómo es que habrá un momento en el que no estaremos para presenciar, experimentar, atestiguar?)
pero no, no es para entristecerse o dejar ir. o bueno, cada quien como quiera.
no quisiera predicar, solo compartir. te digo, me dices.
¿qué le estás dejando a las bacterias? me preguntas. no sé qué responder, quisiera volver (atrás, el estómago, no sé)

probablemente habrán más generaciones, y podremos (tú, y yo, me dices) vivir de manera relativamente adecuada.
¿pero cómo concebir qué es lo que viene, ahora que todo se resquebraja?
no te importa, no ves "solución" (en parte porque no ves "problema"); cada quien va reaccionando a "su" manera que realmente es producto de sus interacciones...
eso sí, prefieres no intervenir. una decisión activa. tu posición está sesgada desde arriba, no habría nada que pudieras proponer que realmente ayudara... mejor cedes, dejar hablar.

¿y de qué vives? te han preguntado.
sonríes...


sí, de eso he escrito
las notas salen a la realidad cuando hablaste del tema
¿sentir que sé menos porque no soy consciente de todas esas referencias, pensadores, personas que expresaron de cierta manera en ciertos lugares?
¿descolonizar?
la duda es si esas redes ayudan a trascender [el pensamiento]
inflexiones, infecciones
llega el impulso, lo sigo, escribo

ves la línea del tiempo de una historia ajena
te conmueves porque así como esa (o más bien, justo no así como esa) hay miles de millones... ¿y a dónde vamos?
recuerdo que actualizabas tu navegador para ver lo nuevo que hubiera escrito
¿cuál es ese lugar ahora?
no se trata de ponerse de malas, o de entender, o de no entender
pasar el tiempo acá (pasarlo al pasado, ¿dónde (si es que es lugar) más?)

"alternativas de solución"
para qué escribir si no se entiende (no sé si no se entienda en realidad)
es curioso imaginar quiénes son las audiencias y entonces a partir de eso modular
"qué te dijeron de tal cosa"
¿qué haría yo como la propia audiencia?
sí, compartir, pero con la autenticidad
a fin de cuentas no hay pureza porque ni siquiera "yo" soy "yo" sino parte de este flujo, masa, materia en transformación a diferentes tiempos
¿y dónde comparto esto?
si se queda enterrado como estudios, como notas, tal vez no aporta
¿y se trata de aportar?
¿dónde está el regalo individual?
sea como sea las letras fluyen y de nuevo, no son de mí sino de todas las palabras que se han introducido
que de alguna forma han llegado en diferentes combinaciones
la gramática la infiero y entonces re-combino
¿a dónde llegamos?

cabe notarse que el salto de línea puede tener que ver con el tamaño de la pantalla
la materialidad del texto
¿y dónde compartimos?
se altera, nos alteramos
no hay salida pero ni siquiera hay porqué salir... sea como sea aquí seguiremos y podemos disfrutar
sonrío
como en otras ocasiones, el vapor al lado se deja percibir
acompaña
releo...

no importa qué digan o cuál es la vida que se haya esperado de mí
no es un desperdicio, no podría haber algo mejor, alternativa
(habría que haber cambiado (¿transformado?) todo el panorama (nótese la raíz "pan"))
en mi voz [escrita] reflejo la parte del mundo que me toca percibir, construir, ¿transformar?
ni para aquí, ni para allá... vamos, vamos, no en círculos ni en líneas ni en formas multidimensionales que se curvan en multi menos uno
(¿o tal vez sí?)
escribo con la generosidad que también he adquirido
dejar ir el juicio de lo que aparentemente (pero no en realidad) pudo haber sido
dejarlo ir (aunque sea parte del flujo, no decisión propia) para lo que venga después
disfrutar el momento, pues, ¿por qué tanta seriedad?
¿por qué no escribir por siempre? ¿de dónde alimentar?
ya hay mucho, ¿no?
quién me sigue o seguirá, no lo sé
los bits se pueden perder, pero espero que algunas de estas palabras sean flores, hierbas, hongos, moho
me pongo evocativo y no importa
la práctica sigue
¿a dónde?
no lo sé, no lo sabemos
¿cómo se escucha la voz de quien se supone que te está hablando con el plan?
¿a mí no me habla pero mis dedos se mueven a partir de esa (¿su?) señal?
no porque no pueda imaginar más allá significa que la realidad tenga que obedecer mi perspectiva... limitarse a lo que puedo pensar
(a dejar ir ese ego-centrismo)
¿y en qué estábamos? ¿quién sigue? el viento, partículas a gran velocidad
¿y cuál es la fijación con las partículas? (y por qué no con la continuidad)
¡no sé! y no sé si sepas
déjame ir, juicio... te he construido, toca desarmarte
no estás en lo que llamo "la realidad física" (en cierta manera sí, pues tal vez haya un circuito neuronal relacionado...)
un nivel de complejidad por encima o debajo de otros... poco a poco se puede moldear
¿plastilina? ¿masita? ¿migajón?
renuncio a la idea de calidad, a las imágenes de quienes tal vez dirían que esto es inmaduro (lo que sea que eso signifique)
¿por qué me afecta? el origen del juzgarse por lo que dicen las demás (insertarse, coincidir, conformar)
en contraposición con el otro origen, el de diferenciar, ir más allá

leo (no realmente), descanso, ¿cuál es el plan?
que no hay... la incertidumbre del futuro así como la corriente que se lleva el calor...
pero aquí seguimos, neceando tal vez, necesitando tal vez (una madriguera en toda esta inmensidad)


mira, nos hallamos al borde. puedo observar la oscilación, o no (ahora sí) de los micropéndulos.
nodos o nudos de la red que actúa, se mueve, fluye.
y no lo dijo (o digo) como para que nos espantemos o alejemos, sino porque no encontraba otra manera:
¿cómo poder transferir, transmitir, trasladar, todo ese contenido (esa estructura bio-químico-eléctrica) en una cantidad finita
(y sumamente reducida) de tiempo?
quienes estudian esas teorías (la de la comunicación) hablarían de ciertos límites teóricos.
¿cómo te lo paso comprimido? (sin doble sentido, o sí, o triple, o n(en itálicas)-ple)
se trata de reducir y también renunciar: probablemente las imágenes, los grupos de símbolos, serán diferentes (¿no isomórficos?)

no entendí mucho su mensaje, pero igual continué.
me di cuenta de lo transitorio del asunto (ya en este momento había olvidado la sensación de confusión, la ansiedad por no quedarme claro)
seguro eran palabras que salían solo por activar algunos patrones de pensamiento; tal vez de manera probabilística pero no con una intención clara.
impulsos convertidos en vibraciones mecánicas inmersas en un medio que resuena... y eso si es que fuera texto hablado, claro, porque el escrito iría por otra manera.
me levanté y vi las nubes avanzando a una velocidad que no había notado previamente. ¿es que me he alentado?
¿qué puedo ver con esa lentidud recién adquirida?
los pasos me llevaban por vegetación sin nombre y que no sé si quiero poder nombrar - masa o individuos o clases -.
las hojas no estaban presentes, pero sí la vida.
a su lado otro fragmento, pedazo oscuro de plástico laminado en forma de contenedor, dando vueltas.
el mismo viento, onda a gran escala y a baja frecuencia, nos pegaba (arrancando algunas células y no sé qué otras partículas)
del agujero en uno de aquellos árboles se asomaron otras criaturas, visitantes al igual que yo.
¡hola! ¿cómo va el flujo por ahí?
de pronto noté que había olvidado esa capacidad de avanzar, no hacia algún tipo de progreso sino con los pies resonando en el suelo mientras lo que llamamos imaginación
(el sistema nervioso activado de una peculiar manera) se desenvolvía.
¿dónde quedó la posibilidad de imaginar?
me han dicho que las expectativas la aplastaron. no tanto las que están o estaban sobre ella, sino las que tienen que ver con los procesos, los resultados.
a pesar de la búsqueda de la improductividad, de la nada, parecería que hay cosas (también improductivas) que no hay que buscar por no alinearse, por no ser la misma versión, por ser diferentes.
la otra edad.
¿recuerdas cuando te comenté de dónde venían las diferentes expresiones, de dónde habían sido inspiradas, cómo surgían de estar cerca de estas otras palabras?
el tiempo entre comillas usado en estas combinaciones de letras, comas, espacios, puntos, probablemente en mi caso esté siendo el mejor entre comillas uso.
me desconecto (sin acento) de la que de otra forma sería una actividad destructiva. o eso parece. quién sabe. nadie sabe...

el miedo a imaginar personajes diferentes a mí (o muy alejados, más bien)
pero ese no era el punto. pensamos más bien en cómo este sorbo de bebida caliente con raíces ancestrales, nos alimenta
(es decir, se vuelve una avalancha de moléculas sobre otras; unas más estables, otras absorbidas)
¿y a dónde vamos? si no vamos a ningún lugar (o vamos sin quererlo y sin pensarlo) por qué no seguir caminando.

esa persona tenía miedo a ser olvidada, y quería dejar todo documentado para que a su muerte los archivos pudieran hallarse, se pudiera armar el rompecabezas completo.
más bien olvidaba que esa completud, completez, se escapa. podría más recursos, y tal vez de manera narcisista las obras
(o los productos del ingenio, talento, desdén)
podrían ser reconocidas.
pero ya tenemos bastantes letras. y no hay por qué someterlas o no a cierta presión.
eso le dije. o algo así, justo porque no lo documenté.
me respondió que lo pensaría, que lo dejaría ir. las dudas le decían que entonces cómo justificaba su necesidad de expresión.
¿tal vez convendría un trabajo de larga duración? en el que las cosas maduraran, se fermentaran. las ideas tomando sentido a lo largo de los años.
si la presión o prisa de la inmediatez.
no lo sé, le dije y también me dijo. comentó que podría valer la pena tener la masa en primer lugar, y luego excavarla, esculpirla, sustraerla.
eso en vez de ir de manera aditiva, aunque sea capa por capa.
de nuevo, le dije que sonaba bien, pero que no sabía. cómo iba a saber, o cómo sabría sea quién sea.
y si muere con el texto en un disco duro encriptado que se volvió inaccesible... de todas formas en millones de años probablemente no importará.
lo importante habrá sido cómo el tiempo fue invertido, pasado, compartido, ¿leído?